Ahora estoy algo cansado y es que no me pasa nada, ningún vaso roto ninguna mano por la espalda. Esta noche es de esas noches que andas por andar, en que bailas solo y en que te ríes por no llorar. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía