Simplemente alguien.
Hoy te levantas, te miras al espejo y… ¿que ves? una simple persona, que no es capaz de decir lo que piensa y cuando lo dice la caga, una más del montón, alguien de poca importancia que no sabe ni lo que quiere ni lo que piensa hacer, alguien olvidado en el recuerdo, alguien que por bocazas acaba en todo, una persona demasiado humilde al que le falta valor, alguien tonto que no sabe apreciar lo que tiene cerca ni lo que ha perdido, que piensa que no tiene nada y está solo, pero luego encuentra a  personas que valen la pena, alguien que se pregunta lo mismo todos los días, todas las mañanas al levantarse,  alguien que no se conforma con lo que tiene que quiere demasiado, que sube demasiado rápido y se cae pronto, alguien que con una simple palabra puede rayarse y enfadarse, alguien que se queja por todo, por lo que tiene, por lo que no tiene, por lo que deja de tener o por lo que no tuvo… simplemente es alguien.
[…]
Todo el mundo te dice que eres especial en algo, que vales la pena muchísimo, que eres una de las mejores personas que ha conocido, que puedes conseguir todo lo que te propongas… pero tú no lo ves lo mismo, no sabes si creerte todo eso o lo dicen por quedar bien y te quedas simplemente sentada en el mismo sitio, sin saber donde mirar ni hacia donde ir…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía