Nada es como antes.
Cambias por circunstancias, te cabreas, sufres, lloras, opinas, cuentas… pero cambiar así por que sí conlleva algo más… tú lo haces tan simple hoy dices blanco y mañana negro haces que resulte muy fácil, con un chasquido de dedos eres totalmente diferente… pero ese cambio no dura mucho tiempo, de nuevo vuelves a dar un giro distinto, cambias el registro como si nada hubiese pasado como si todo siguiese igual, es algo inexplicable… quizás sea una capacidad especial tuya porque no lo entiendo…
Y claro después pasa lo que pasa, tus cambios repercuten en más personas, en sus pensamientos sobre ti y puede que te sientas rechazado incluso, solo más de una vez y que pierdas cosas que quieras mucho…

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía