Y todo pasa tan despacio que parece que la tierra se a parado en un lugar lejos de todo lo que puedas pensar, en el que nada es necesario si tú no estás, así que intenta imaginar lo demás. Porque a pesar de todo somos casualidad y todo vale lo que puedas pagar y tú película se queda sin final.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía