Y simplemente nunca olvidas a esa persona, solo te acostumbras a vivir sin ella.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía