Todos reímos y sufrimos en el mismo idioma.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía