Tan simple como dejarlo pasar, tan absurdo como abandonarlo, tan difícil como esperar a que pase el tiempo delante de tus ojos, tan oscuro como un cielo nublando, tan brillante como un diamante, tan especial como tú, tan esencial como la vida, como aprender, como disfrutar, como sonreír.
Tan igual de lo habitual.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía