Que una y mil veces serás víctima de la traición y que al parecer el doble de veces tendrás que pedir perdón... La cuestión es que todos hacemos daño un día, errar es humano y juzgar a otro lo es más todavía.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía