Que quieres que diga que quieres que haga donde quieres que mire cuando quieres que hable… ya no se nada,  ni donde ni cuando ni como. Tanto para esto?
Pues nada que te vaya bien, no hace falta que vuelvas, después de todo… Parece que no te acuerdes de aquellas tardes, noches, mañanas, lo has olvidado ya? Porque eso es lo que me das a entender o…intentas olvidarlo de diferentes formas. Pido una explicación pero de verdad, sincera sin trampas, sin dolor, sin sufrir. Necesito la verdad  y que te quedes ahí conmigo, a mi lado, junto a mi. No sirve de nada tu sinceridad cuando luego te vas y ya no vuelves más. No huyas porque no te sirve de nada o no te has dado cuenta aún? Huir no es la solución, a ver si piensas con más cabeza antes de actuar y antes de hablar porque puedes hacer mucho daño.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía