Y a pesar de aquel adiós mi puerta siempre estuvo abierta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía