Lo primero que se puede hacer es aceptar la derrota y lo segundo pedir perdón al daño que has causado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía