A veces hay que asumir riesgos por 

aquello que quieres.

En infinitas ocasiones debemos tener conciencia de nuestros actos, siempre luchamos por conseguir lo que queremos porque es nuestro sueño pero por el camino hay una serie de trampas que pone la vida que debes superar, asumiendo los riesgos.
Es como atravesar una cuerda, tiene sus riesgos.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía