Todos tenemos la costumbre de negar lo evidente, aunque todo el mundo lo vea. Prefieres negarlo por miedo a sentirte rechazada por los demás... 
Cambia esa forma de pensar y grítale al mundo tú miedo porque será una manera de fortalecerte y hacerte grande y de perder el miedo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía