Ahora mismo siento impotencia, no entiendo porque las palabras no sale solas de mi, no entiendo porque no puedo comprender una historia de niños, no entiendo el porque de agobiarme con algo que no es personalmente mío, no se porque lloro y sonrío a la vez...
Me apetece descansar de tantos líos, de tantos cuentos, de tanta tontería y estupideces. Necesito desahogarme olvidar todo y hacer cuenta nueva y pensar más en mi que lo hago muy poco...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía