Y ya se han acabado las clases, ya tenemos vacaciones lo que estábamos deseando casi desde que empezamos el curso en septiembre, volver a tener mucho tiempo libre y disfrutar día si día también con tus amigos tú gente por ahí de juerga y de fiesta o en cumples. . . Por fin ha llegado todo eso. 
Pero ahora tenemos demasiado tiempo libre y añoramos las clases el estar todo el día ahí sentados, estar hablando, riéndonos, haciendo de nuestras tonterías, sobre todo las amistades que hemos creado este año, la gente nueva que hemos conocido y todo lo que hemos pasado juntos. No quiero olvidar a todo esa gente y no lo voy a hacer, con lo que me quedo de este curso es con las risas que he tenido con ellos. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía