Perdón
Reconocer que te equivocas es difícil, pedir perdón más aún.
Si, cada vez que cometemos errores, necesitamos pedir perdón y luego tenemos que seguir adelante,  seguir con todo lo que tenemos o  con lo que nos queda.
Debemos tratar de aceptar los cambios en nuestras vidas después de cometer el error... Porque se puede perder mucho incluso lo más importante de tú vida. No se el porque pero no pensamos antes de decir las cosas, no pensamos en las consecuencias que conlleva. Y eso es un fallo muy grande porque hay que aprender a controlar esas acciones que puede que sean involuntarias pero pueden hacer perder mucho.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía