Me gusta luchar por ver más feliz que yo a la gente, me gusta luchar por hacer que personas de mi alrededor tengan todo aquello que yo ni siguiera he llegado a ver, me gusta ayudar a los demás antes que a mi misma incluso a veces pongo a las personas por delante de mi, me ofrezco siempre que puedo sin esperar nada a cambio de nadie, me gusta que los demás se sientan mejor que yo y que estén bien porque que ellos estén bien hace que yo me sienta mejor, me gusta dar ánimos a todo el mundo aunque esté de bajón, me gustar sacarle una sonrisa al mundo por mucho que yo esté llorando, me gusta sentir que todo lo que me rodea sigue su curso, me gusta sacar mis fuerzas para darlas a otra persona que no tiene aunque me quede muy débil, me gusta dar aunque no tenga, me gusta dar vida, me gusta guiar el camino a la dirección correcta, me gusta levantarlos del suelo, me gusta hacerles ver la realidad, lo bueno y lo malo, me gusta hacerles pensar dos veces antes de actuar.

Poco a poco me doy cuenta de que vivo más por los demás que por mi y me voy devilitando cada vez más y  me pregunto que pasará cuando llegue el día en que yo carezca de todo lo que doy, que será de mi. . .
 Para mi ser así es vivir.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía