Cuando tu le ves todo cambia de repente ya no es la tierra quien te sostiene, sino ella, ya nada más importa, harías cualquier, cosa serias cualquier cosa por ella.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía