Creo que te hecho de menos, pero no lo admito ni lo admitiré jamás, quizás por miedo o porque no soy lo suficiente valiente para decir que SI.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía