Yo no quiero una careta, quiero una cara.


Al parecer todos nos escondemos detrás de una máscara, cada uno por  razones diversas...
No nos comportamos tal y como somos en realidad ¿la razón? la verdad no lo se... he llegado a varias conclusiones pero verdaderamente no se con certeza porque nos escondemos. Por deducción mía una de las causas es por  miedo a que los demás se rian de nosotros por ser diferentes por tener diversas formas de hacer las cosas, por tener otra opinión o otro punto de vista distinto. . .  Y para que no ocurra eso nos mostramos de forma diferente, somos uno más, hacemos lo normal, lo que hace todo el mundo. Eso también se puede definir como falta de personalidad de no enfrentarse para defender nuestros ideales.

Es que es difícil ser diferente, porque cualquier cosa que sobresalte aunque sea mínima salta alguien atacándote, solamente por una pequeña  y simple diferencia, eso hace que dejes de lado eso que quizás para ti es muy importante pero los demás influyen sobre eso y poco a poco lo 
abandonas...

Comentarios

  1. He estado en tu blog y me sorprende mucho lo que veo, leo y sientes, para bien claro está.
    Éste en concreto, me ha llamado mucho la atención, porque las máscaras abundan en los rostros de la gente y no lo entiendo.
    Muy intuitivo tu escrito y con mucha razón, a mi juicio.
    Ánimo y sigue contando tus inquietudes, yo también soy muy imperfecta. Pásate por el mío cuando quieras, si tienes tiempo.
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro que te guste y te sorprenda mi blog.
    Casi todos mostramos una cara diferente...
    Gracias, seguiré escribiendo :)
    Un saludo :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía