Siempre tenemos un hueco para esa personita especial que nos hace sentir diferente, que no saca las sonrisa más grande que puedes tener, la que te llena el corazón de alegría con solamente una mirada, la que al mirarte a los ojos muy fijamente te pongas nerviosa y desvíes la mirada inmediatamente, la que cuando te caes te ayuda a levantarte, la que te quiere tal y como eres y tu le correspondes. Todos tenemos una personita especial en la vida y puede que no la hayamos encontrado todavía o que esté ahí mismo delante de ti y no te des ni cuenta.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía