No vuelvas nunca más ya no estaré aquí, mi espera no será eterna, llegará el día en el que me veré obligada a decir ADIÓS para poder seguir.
- Solo te digo suerte, adiós y que seas muy feliz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía