-Increíble pero cierto.
Muchas veces no nos podemos creer la circunstancia que estamos viviendo en un momento determinado, o en una etapa crucial de nuestra vida. Hay veces que parece que estés viviendo un sueño en el que todo es perfecto, todo sale bien, no te quejas de nada, crees que lo tienes todo, eres más feliz que nunca. . . Pero al mirar la realidad, al mirar todo lo que nos rodea, nos damos cuenta que nos falta algo, sentimos un pequeño vacío en nuestro corazón, que necesitamos llenar para poder estar completos del todo.
Es verdad que en esta vida no se puede tener siempre todo, y que cada cosa llega en su momento y no puedes hacer nada para que ocurra lo contrario.
Así que vive la vida, disfruta el momento, afronta los problemas y todo llega a su debido tiempo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía