Cuando una persona que realmente quieres te cuenta un secreto, por más que ese secreto hiera a alguien que quizá quieras mucho más, nunca lo reveles porque esa persona confió en ti.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía