Nunca te des por vencido si sientes que puedes seguir luchando. Nunca le digas a una persona que ya no la amas si no puedes dejarla ir. El amor llega a aquel que espera, aunque lo hayan decepcionado, aquel que aún cree, aunque haya sido traicionado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía