Ignoramos, erramos, aprendemos, rectificamos y volvemos a fallar.... Siempre se repite lo mismo una y otra vez y acabamos hartos de todo ya... No aguantamos nada ni a nadie, todo nos supera y vamos siempre con la cabeza hacia abajo, mucha gente de alrededor nos da consejo para solucionarlo pero... no puedes... Lo único que piensas es desaparecer por un tiempo, olvidarte de todo, relajarte y sentirte bien tú misma y cuando consigas todo eso volver de nuevo y sentirte con más fuerza que nunca para poder afrontar todo lo que venga y más.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía