El destino pone las cartas sobre la mesa, y nosotros las elegimos y decidimos como jugar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía