Cuando miras por la ventana y ves que todo es una mierda, sientes la necesidad de esconderte, de huir, de vivir en otro mundo aunque sea tan pequeño como tú habitación.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía