Cuando esperamos que las cosas duren es cuando nos llevamos todas las decepciones, porque desde el momento que algo empieza se acerca inevitablemente a su final.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía