Aprendí que la vida es un juego con casillas buenas y malas
Aprendí que los amigos se pueden contar con una mano.
Aprendí que la gente va y viene y solo se queda la que de verdad te quiere.
Aprendí que no siempre voy a tener todo lo que quiero.
Aprendí a quererme tal y como soy.
Aprendí a lucha por lo que quiero.
Aprendí a levantarme cada vez que tropiezo.
                                   Aprendí y voy a seguir aprendiendo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía