Uno no está derrotado cuando le vence el enemigo, sinó cuando uno admite la derrota.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía