La mitad de nuestras equivocaciones en la vida nacen de que cuando debemos pensar, sentimos, y cuando debemos sentir, pensamos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Pilotando mi corazón

Querida mía