-Abandonamos nuestros sueños por miedo a poder fracasar, o lo que es peor, por miedo a poder triunfar.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un poco de todo y un poco de nada.

Pilotando mi corazón

Querida mía